LA MADRE TERESA ES CULPABLE MIENTRAS NO SE DEMUESTRE LO CONTRARIO

por gascondaniel

Sería un poco ocioso reprochar a la Iglesia católica que manipule pruebas: lo hace por definición, y le he ido bastante bien. Un falso milagro es un pleonasmo, aunque a menudo es interesante ver cómo se hizo el truco. Tampoco es exactamente una novedad que la Iglesia incumpla o altere sus propias reglas con fines propagandísticos. Pero algunas recomendaciones de la institución tienen efecto en mucha gente y el concepto de “santo” posee un sentido laico: a menudo se ha presentado a la madre Teresa como un ser admirable desde un punto de vista secular.

Todos los santos son culpables mientras no se demuestre lo contrario, escribió George Orwell. Los defensores de la madre Teresa de Calcuta tendrían que esforzarse un poco más en demostrarlo. Desde el formidable ataque de Christopher Hitchens, que la definió como una “fanática, una fundamentalista y un fraude”, se han conocido muchos aspectos discutibles de las prácticas de la religiosa albanesa: el trato deliberadamente inadecuado y anticientífico a los enfermos en sus centros, la falta de transparencia de su organización, su cercanía a sátrapas.

El resto, en The Objective.

Anuncios