EL ARTE DE LO IMPOSIBLE Y LA POLÍTICA EN ESPAÑA

por gascondaniel

36 EXPRESIONES

1.

Enfermedad y venganza, por Arcadi Espada.

2.

Dime tu edad y te diré qué votas, de Pepe Fernández Albertos.

“En estas últimas elecciones pasa algo sorprendente: el sesgo generacional del PSOE permanece constante, el de IU y UPyD aumenta ligeramente (tienen un electorado cada vez más joven), y el del PP se dispara hasta niveles excepcionalmente altos. De acuerdo a la última encuesta preelectoral, la intención de voto al PP entre los votantes de más de 65 años es más del doble de la intención de voto a este partido en el resto de la población. Para poner esta cifra en perspectiva, he retrocedido hasta mediados de los 90, una fecha en la que se hablaba de la excesiva dependencia del PSOE del voto de los jubilados, supuestamente agradecidos a los gobiernos de Felipe González por la expansión de las pensiones y temerosos de que un cambio de gobierno las pusiera en peligro. Pues bien, en las elecciones de 1996, que dieron la victoria por primera vez a José María Aznar, el PSOE era un partido claramente “de mayores”: la intención de voto al PSOE entre los mayores de 65 era un 64% superior a la intención de voto en el resto de la población. Pero es que hoy la intención de voto al PP entre los mayores de 65 años es un 104% superior (como decíamos, algo más del doble) a la intención entre los menores de esa edad.

Alguien podría pensar que estos resultados son pasajeros, fruto de una coyuntura excepcional, y que por tanto no deberíamos darles mayor importancia. Se podría argumentar que lo que ocurre es que los electores jóvenes se muestran más apáticos e indecisos en las encuestas, y por eso declaran menos intención de votar al PP que sus padres o abuelos. Es posible también que esto ocurra de manera más marcada en estas elecciones, en las que los grupos de menor edad, como hemos visto, no están particularmente interesados. Creo sin embargo que hay razones para pensar que el fuerte sesgo generacional de estas elecciones obedece a causas estructurales, y que está aquí para quedarse. Primero, porque hay causas de fondo que explican la existencia de este sesgo  –la experiencia de los últimos años hace que sea razonable que los jóvenes y los mayores evalúen de manera muy diferente las respuestas que los gobiernos están dando a la crisis. Y segundo, porque si en lugar de comparar intención de voto tomamos como indicador la cercanía a los partidos (que refleja afinidades políticas más estables), este sesgo generacional no sólo no disminuye, sino que es aún mayor. En definitiva, que la competición electoral refleje en nuestro país un profundo conflicto generacional no parece que sea algo que vaya a desaparecer después de las elecciones del próximo domingo”.

(Y: Abocados al envejecimiento.)

3.

Dime quién gana la Liga de Campeones y te diré qué votas, de Alberto Penadés.

4.

José Antonio Montano sobre Arias Cañete.

5.

Xavier Vidal-Folch: La alergia de ERC a Europa y Ser Cañete sin que se note.

6.

Timothy Garton Ash: para definir Europa se necesitan miles de palalabras, pero también vale con tres.

7.

Memorias de Núremberg: Natalia Junquera entrevista a Benjamin Ferencz.

8.

Pablo Rodríguez Suanzes saca a Eric Hobsbawm a pasear: El historiador nacionalista.

9.

Por qué la gente sigue creyendo cosas que son claramente falsa, por Maria Konnikova.

[Imagen.]

Anuncios