UN ASUNTO PROFESIONAL

por gascondaniel

BASS

1.

“En torno a 1979 o 1980 dije por primera vez que las democracias que funcionan evitan las hambrunas. Creo que hoy lo diría de una forma un poco distinta: los seres humanos de una democracia que funcionan evitan las hambrunas”.

Una conversación con Amartya Sen.

2.

El curioso caso de la reducción del crimen. Y sobre la prevención: Ni se te ocurra.

3.

Arcadi Espada: Fiat Bárcenas.

4.

Una entrevista con Jorge Galindo.

5.

Nicholas Lezard en defensa de la crítica.

6.

Una buena forma de empezar una reseñaY Clive James sobre el heroico absurdo de Dan Brown.

7.

Es hora de que no se pague a los autores con promesas de ventas y visibilidad, sino con dinero.

8.

Once ideal de evasores fiscales.

9.

Los sueldos de los diputados españoles son los más bajos de Europa.

10.

Escribe Imre Kertész:

Lo que he entendido en los últimos diez años, de forma muy resumida: la lucha fundamental se libra entre el estatismo, por un lado, y la “democracia”, el “liberalismo” o, si se quiere, la forma de vida individual, por otro. El espíritu estatista está representado por la tembleque intelectualidad de Europa del Este y por la capa de los pequeños capitalistas y funcionarios públicos que le tienen pánico a la competencia: el estatista quiere una subsistencia segura, ventajas claras por igual en el mercado intelectual y en el comercial; la tendencia estatista comenzó a imponerse desde el Rhin hacia el Este después de la Primera Guerra Mundial, precisamente tras desintegrarse los Estados autoritarios, y la crisis económica exacerbó hasta la histeria el deseo de seguridad personal y el resentimiento respecto a los mejores y más talentosos que disfrutaban de ciertas ventajas naturales. De ahí que el estatismo sea siempre contrario al valor y necesariamente ideológico; las formas modernas del estatismo son el nazismo y el comunismo. Una observación interesante: los Estados, los Gobiernos, son por naturaleza siempre hostiles al espíritu y a la cultura; pero que los propios depositarios de la cultura, los escritores, los artistas, los periodistas apoyen la hostilidad a la cultura sólo es posible en Estados de mentalidad estatista como, por ejemplo, Hungría.

11.

Billy Wilder y Saul Bass: una conversación.

[Imagen.]

Anuncios